¿ Qué es la eyaculación precoz...?

 

La eyaculación es precoz cuando ocurre antes del momento deseado por el varón de forma incontrolada y persistente. En ocasiones se produce incluso antes de iniciar la penetración ya que el varón no es capaz de controlar el reflejo eyaculatorio.

 

Es la disfunción sexual más frecuente en el varón.  Afecta aproximadamente al  30% de los hombres de forma persistente, y la mayoría la sufre ocasionalmente en algún momento aislado. Puede aparecer a cualquier edad pero su incidencia es más alta en varones jóvenes. 

 

La eyaculación precoz no es una enfermedad, es una disfunción que no repercute en la salud del hombre, pero puede causarle problemas psicológicos y deteriorar su relación de pareja.

 

Puede ser primaria o secundaria. Es primaria cuando se produce desde las primeras relaciones sexuales y el varón nunca ha podido controlar el reflejo eyaculatorio. Cuando aparece posteriormente hablamos de eyaculación precoz secundaria.

¿ ...Cuáles son las causas de la eyaculación precoz...?

 

Las causas suelen ser psicológicas y en menor medida orgánicas.  En muchas ocasiones los hombres pueden presentar eyaculaciones antes de lo deseado en sus primeras experiencias sexuales, o ante cambios de pareja, debido a una mayor excitación sexual. Generalmente se aprende a controlar los tiempos de las eyaculaciones a medida que aumenta la experiencia sexual.

 

La ansiedad es el factor psicológico más importante y una de las principales causas de eyaculación precoz. Un alto nivel de estrés y nerviosismo se potencian con los sucesivos coitos aumentando la ansiedad y frustración con cada relación sexual.  Se ha comprobado que los varones que tienen relaciones sexuales de forma esporádica, presentan este trastorno con mayor frecuencia. Algunas enfermedades psiquiátricas como la depresión, el trastorno bipolar o el estrés postraumático pueden ser causa de eyaculación precoz.

 

Las causas orgánicas son menos frecuentes pero este trastorno puede aparecer en la prostatitis crónica, en enfermedades de la glándula tiroides y en enfermedades neurológicas como la esclerosis medular y algunas neuropatías.

En muchas ocasiones las cusas orgánicas y psicógenas interactúan entre sí y se potencian.

 

La ingesta de algunos fármacos y drogas como la cocaína y la marihuana se relacionan habitualmente con este problema.

¿ ...La eyaculación precoz puede causar algún trastorno...?

 

El varón que sufre eyaculación precoz padece frecuentemente otros trastornos en el  ámbito sexual, provocados o agravados por esta disfunción. La preocupación que provoca, puede convertirse en una obsesión tan negativa que lleve al varón a rechazar las relaciones sexuales. 

 

Frecuentemente el miedo al fracaso llega a provocar diversos grados de disfunción eréctil, lo que complica en gran medida el problema. 

 

La eyaculación precoz de larga evolución no deja disfrutar del acto sexual al varón que la padece, hasta el punto de originar  anorgasmia, o ausencia de placer, en casos severos. 

 

Estudios recientes, demuestran que la eyaculación precoz  produce trastornos psicológicos importantes. Todos los sentimientos negativos se potencian con los sucesivos fallos y cada vez se produce mayor frustración.  Esto deriva en el sentimiento de culpa y en la perdida de autoestima. 

 

Frecuentemente aparecen síntomas de ansiedad y diversos grados de depresión.  Esta disfunción no solo afecta al varón que la padece, sino que repercute directamente sobre su pareja provocando disfunción sexual en ella, que se puede manifestar como una disminución de su placer y en incapacidad para lograr el orgasmo. 

 

En definitiva el bajo nivel de satisfacción del varón y de la pareja condicionan severamente la vida sexual de ambos, pudiendo deteriorar gravemente su relación.

¿ ...Es difícil su diagnóstico...?

 

No. En realidad es muy sencillo para un Urólogo especializado en Andrología y generalmente basta con realizar una detallada historia clínica. 

 

No suelen ser necesarias las exploraciones analíticas ni radiológicas cuando el problema es aislado.  Si aparece unido a disfunción eréctil, por ejemplo, el enfoque diagnóstico y terapéutico son distintos.

 

Nosotros aconsejamos consultar siempre que se sufra eyaculación precoz importante, para tratarla antes que cree problemas de pareja de difícil solución.

¿ ...Tiene solución la eyaculación precoz...?

 

Sí.  Lo primero que debemos de saber es que un diagnóstico y un tratamiento precoz ayudan a resolver el problema.

 

El tratamiento dependerá de la gravedad del caso y del grado de preocupación que provoque en el paciente. En primer lugar se comenzará con terapias psicológicas conductistas, cuyo objetivo es modificar las técnicas sexuales, y que en ocasiones precisan de la colaboración de la pareja para resultar efectivas.  El tratamiento farmacológico se reservará para aquellos casos en los que las técnicas conductistas no obtenga los resultados deseados.

 

Existen cremas anestésicas que se pueden aplicar en el pene para reducir su sensibilidad (el uso de preservativos también tiene este efecto en algunos casos). Suelen ser bastante eficaces, el riesgo de emplear anestésicos es que puedan influir, en algunos casos, sobre la capacidad de excitación y se originen problemas para conseguir o mantener la erección, no obstante son de fácil aplicación y pueden ser una solución satisfactoria y sencilla. 

 

La Dapoxetina es un medicamento específico para la eyaculación precoz que viene demostrando su efectividad desde 2009, cuando se convirtió en el primero autorizado por la Agencia Europea del Medicamento para tratar este problema. Su uso debe de ser valorado siempre por un especialista y solo se puede conseguir bajo prescripción médica.

 

Para llegar a solucionar la eyaculación precoz es fundamental que un experto evalúe cada caso individualmente. En la elección del tratamiento es muy importante la opinión del paciente.  En la actualidad disponemos de soluciones para la eyaculación precoz y una consulta temprana mejora los resultados terapéuticos en casi todos los casos.

El contenido de este sitio es sólo para información, y no pretende sustituir el consejo de su propio médico u otro profesional médico